El dinero en sí generalmente no es la razón para separarse. En cambio, las parejas tienden a romper con los desacuerdos continuos sobre sus finanzas. Éstos funcionan el alcance del gasto excesivo, de la deuda, o de tomar actividades que lleven riesgos tales como las apuestas. Además, los períodos prolongados de la deuda pueden afectar una relación romántica, especialmente cuando uno culpa al otro por sus circunstancias.
:: “Vida mía, desde que lo nuestro acabó, las cosas ya no son iguales, pues nada es lo mismo sin ti. Es que cada noche, lo único que hago es pensar en ti, en tus besos y tus abrazos, y en cada una de tus caricias. Porque tú eres mi otra mitad y quien me hace feliz. Así, si tú volvieras a mí, no sabes todo lo que sería capaz de hacer, cambiaría por completo, porque de los errores se aprende y yo ya aprendí. Vuelve conmigo por favor”.
Ahora es cuando me pregunto cuanto tiempo debo esperar para conversar con él, para contarle que voy a mejorar, y de que esa persona que piensa que soy yo, es en realidad una enfermedad, ya me estoy tratando con una psicóloga y pronto un psiquiatra, quisiera que el este ahí en mi recuperación, al menos saber que mi mejor amigo está conmigo, pendiente. Y después quien sabe volver a enamorarme de él porque me lo puedo proponer ya que me considero una persona muy leal…
×