4. Observa otros hábitos nuevos que son difíciles de explicar: Si los movimientos de tu pareja se han vuelto algo erráticos o desconcertantes recientemente y te resulta difícil explicar estos cambios, esto sugiere que algo importante se te está ocultando. Si bien es posible que tu pareja no vea a otra persona, tienes derecho a esperar que se te cuente toda la historia detrás de tales acciones y está dentro de tus derechos tener preocupación y molestia si no estás satisfecho con la historia de tu pareja.
Finalmente volvimos a vernos, y nuevamente sentí que él se sentía a gusto conmigo, y de nuevo tuve la sensación de que era importante para él. Todo fue bien de nuevo, todo normal durante un mes, así que no di importancia a aquel hecho puntual ni él tampoco, pero luego de haber estado en mi casa y haber tenido sexo (todo fue muy bien, fue muy cariñoso, todo fue muy bonito, la verdad, y creo que por ambas partes el sexo fue bueno), así que a mí no se me pasaba por la cabeza que no volveríamos a vernos. No había ninguna razón aparente para que él no quisiera volver a saber nada de mí. Pero sucedió. Al día siguiente de haber estado en mi casa ya no me escribió para saludarme… Me extrañó…porque hasta ese momento nos escribíamos todos los días y solía ser él quien me saludaba por las mañanas… Pero ya no lo hizo… Me pareció raro… Pasó otro día y nada… Así que lo hice yo, extrañada y le pregunté qué pasaba, si no quería volverme a ver, por qué no me había escrito, que yo sí que quería conocerle más y seguir viéndonos, pero que él qué pensaba, que me dijera qué quería hacer él… etc.
El sistema está diseñado para cambiar tu comprensión del matrimonio, y sobre todo la comprensión de los problemas. He aquí por qué: si sigues pensando en las cosas de la manera que lo has venido haciendo, solo permanecerás donde has estado - ¡atascado y cuesta abajo! Albert Einstein dijo: No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos.
Es algo que pasa muchísimo, piensas que vas a estar mejor sin él (por el motivo que sea), y con el tiempo te das cuenta que no era tan malo como parecía. El problema es que lo dejaste tocado, con la moral por los suelos, y es probable que ya no confíe en ti. Aún así, ya veremos la solución más adelante. Por ahora, solo quiero que te plantees si es tu caso.
:: “Me hiciste la mujer más feliz del mundo, construimos una vida juntos, teníamos un gran futuro por delante, nuestro amor fue único y creí que sería eterno. Podía haber sido eterno, pero lo arruiné. Destruí todo y te juro que no lo puedo soportar. Sólo te pido que lo intentemos una vez más. Déjame hacerte sentir el hombre más amado. Quiero demostrarte el amor que siento por ti y que descubras nuevamente que puedo ser la mujer de tu vida”.
×