Dumbo podía no haber existido; sin entrar en detalles es posible sentir que su relación con los estudios Disney, productores de la película, sigue siendo, como siempre, ambivalente. Criado en la trasera del hogar de Mickey Mouse, Burton estudió animación en CalArts junto a John Lasseter, John Musker, Brad Bird o Henry Selick, entre otros muchos de los talentos animados que salieron entonces de esa universidad. Sin embargo, el estilo de Burton nunca se ajustó al del ratón y sus cortometrajes Vincent y Frankenweenie, financiados por Disney, no encontrarían distribución hasta muchos años más tarde por raritos, la misma razón por la que le echaron del estudio. La relación no mejoró cuando produjo para Disney Pesadilla antes de Navidad, fuente perenne de ingresos para el universo Disney de la que Burton nunca quedó satisfecho con su (poco) reconocimiento, razón por la que se opone a una segunda parte. Como Dumbo muestra en su trama, el pez grande siempre está dispuesto a comerse al chico. “Sí, yo también me he dado cuenta de que la historia de Dumbo es como mi relación con Disney. Es el rarito quien salva el día”, dice con una cierta ironía.
Un gusto saludarte, espero te encuentres muy bien, acabo de leer tu historia, mi amiga en este caso tienes que ser muy fuerte y no dejarte doblegar por sus celos, entiendo que muchas veces es difícil, pero si quieres una relación más seria y por más tiempo con él, entonces tiene que aprender a conocerte, a confiar en ti y no tener esos arranques de celos que les hacen daño a los dos. Si tú controlas esto desde el primer momento, no tendrás problemas en el futuro, pero si no lo logras, y dejas que te irrespete después la situación será peor y no podrás controla.
Sé que duele, pero puede ser una razón totalmente REAL. Intenta planteártelo para saber si es tu caso. Suele ser una queja muy constante entre los hombres que dejan una relación. Estoy hablando de un tema totalmente superficial: tu imagen. Pero te repito, es una razón real, y que puede ocurrir. Si es tu caso, quiero que estés tranquila, porque tu apariencia física es mucho más fácil de mejorar que los temas relativos a la personalidad.
El dinero en sí generalmente no es la razón para separarse. En cambio, las parejas tienden a romper con los desacuerdos continuos sobre sus finanzas. Éstos funcionan el alcance del gasto excesivo, de la deuda, o de tomar actividades que lleven riesgos tales como las apuestas. Además, los períodos prolongados de la deuda pueden afectar una relación romántica, especialmente cuando uno culpa al otro por sus circunstancias.
Ahora es cuando me pregunto cuanto tiempo debo esperar para conversar con él, para contarle que voy a mejorar, y de que esa persona que piensa que soy yo, es en realidad una enfermedad, ya me estoy tratando con una psicóloga y pronto un psiquiatra, quisiera que el este ahí en mi recuperación, al menos saber que mi mejor amigo está conmigo, pendiente. Y después quien sabe volver a enamorarme de él porque me lo puedo proponer ya que me considero una persona muy leal…
×