Dejaste de hablar por el momento, pero tu cabeza sigue girando con todas las cosas que quieres decir, por lo que todavía no estás realmente escuchando lo que se dice. Ríe todo lo que quieras, pero los terapeutas tienen una técnica que funciona muy bien que los “obliga” a escuchar realmente lo que un cliente les dice – reformulando lo que una persona acaba de decirles (llamada “reflexión”).
Ahora es cuando me pregunto cuanto tiempo debo esperar para conversar con él, para contarle que voy a mejorar, y de que esa persona que piensa que soy yo, es en realidad una enfermedad, ya me estoy tratando con una psicóloga y pronto un psiquiatra, quisiera que el este ahí en mi recuperación, al menos saber que mi mejor amigo está conmigo, pendiente. Y después quien sabe volver a enamorarme de él porque me lo puedo proponer ya que me considero una persona muy leal…
×