Supongamos que yo soy tu ex hombre (no soy lesbi, pero lo digo a modo de ejemplo jeje), digamos que estuvimos saliendo un tiempo juntos, tuvimos una pelea, y terminamos (lo sé, soy el peor novio de la historia 😉). Después de un mes, en el que prácticamente no me hablas, nos encontramos en una cafetería. El primer pensamiento que yo tendré, se basará en torno a las decisiones y acciones que hayas tomado durante ese mes. Si durante ese mes te dedicaste a sentir lástima de ti misma, yo pensaré: «Vaya, se ve terrible!». Sin embargo, si durante ese mes trabajaste en tu físico y tu mente, pensaré: «Wow!, es más hermosa de lo que recordaba!, se ve espectacular!».
Mantengan la honestidad mutua. La honestidad es un tipo de vulnerabilidad y, al ser honesto con tu pareja, le demuestras que confías en ella. Intenta expresar tus pensamientos y sentimientos. Al ser vulnerable permites que tu pareja se involucre y le pides que se comporte con la misma honestidad. No obstante, es importante seguir utilizando frases en primera persona para indicar tus sentimientos en lugar de culpar a tu pareja.[13]

Supongamos que yo soy tu ex hombre (no soy lesbi, pero lo digo a modo de ejemplo jeje), digamos que estuvimos saliendo un tiempo juntos, tuvimos una pelea, y terminamos (lo sé, soy el peor novio de la historia 😉). Después de un mes, en el que prácticamente no me hablas, nos encontramos en una cafetería. El primer pensamiento que yo tendré, se basará en torno a las decisiones y acciones que hayas tomado durante ese mes. Si durante ese mes te dedicaste a sentir lástima de ti misma, yo pensaré: «Vaya, se ve terrible!». Sin embargo, si durante ese mes trabajaste en tu físico y tu mente, pensaré: «Wow!, es más hermosa de lo que recordaba!, se ve espectacular!».
Yo me quedé impactada de nuevo, aparentemente no “había pasado nada” y se alejaba de mí, así sin más!!! Pasada una semana como no sabía nada, le mandé un mensaje para saludarle y tantear un poco a ver… y ya me dejó en visto y ni me contestó. No le reclamaba nada, sólo fue un saludo, para ver qué tal estaba (y evidentemente depende de lo que contestara ir viendo un poco la situación…). Pero ya no me contestó… Me dejó en visto y ahí quedó todo… https://www.youtube.com/watch?v=2v7BrdKWSJg
Quizás es la pregunta que alguna vez nos hicimos. Que quiere Dios de mi?. Que lindo sería que Dios nos mandara un correo explicándonos que es lo que quiere que hagamos. Y que fácil seria no? cuantos errores evitaríamos. Y lógico, sería bonito, porque siempre lo fácil es lo mas cómodo, y cuando las cosas se poner “oscuras” tendemos a echarle la culpa a Dios, porque no nos escucha o simplemente solo nos acordamos de El, cuando el “agua nos llega al cuello” o ‘por no habernos dirigido’, pero ¿Será que Dios no nos dirigió?, ó ¿Será que no permitimos que El nos dirigiera?. https://www.youtube.com/watch?v=2F5OSjLQ2RA
Date un tiempo para llorar: Sé lo difícil que es tratar de ser feliz tras una ruptura. Recuerdo que yo era un completo desastre durante 2 semanas. No dormía ni comía bien y pensaba en mi ex todo el día. En cierto modo, este período es necesario. Debes darte un tiempo para llorar. Pero asegúrate de hacer algo todos los días para sentirte bien contigo misma.

Aplica los lenguajes del amor. Aplícalo en tus interacciones con los demás e intenta utilizar el de la otra persona para demostrarle que te importa. Si el lenguaje del amor de tu pareja es el servicio, rata de hacer cosas pequeñas en toda la casa para demostrarle que te importa o lleva su auto al lavado. Si su lenguaje corporal es el tiempo, asegúrate de determinar la forma más adecuada de pasar más tiempo con ella de manera regular.[35]
:: “Me hiciste la mujer más feliz del mundo, construimos una vida juntos, teníamos un gran futuro por delante, nuestro amor fue único y creí que sería eterno. Podía haber sido eterno, pero lo arruiné. Destruí todo y te juro que no lo puedo soportar. Sólo te pido que lo intentemos una vez más. Déjame hacerte sentir el hombre más amado. Quiero demostrarte el amor que siento por ti y que descubras nuevamente que puedo ser la mujer de tu vida”.
×